Informes & Estudios

Punta universal para eliminadores de sarro, un tratamiento eficaz

Dra. Claudia Springer y del médico jefe Dr. Christian Graetz

Informe sobre las experiencias punta de scaler 3AP

Dra. Claudia Springer y del médico jefe Dr. Christian Graetz


Para poder conservar a largo plazo las piezas dentales en el tratamiento de las diversas enfermedades periodontales, es imprescindible poder retirar cualquier biopelícula patológica existente de forma segura y eficaz.


Esto no solo debe ser posible durante el tratamiento activo de la periodontitis, sino también de forma continua en la atención de apoyo posterior.

Con el fin de conseguir esto, incluso en casos complejos con pérdida de adherencia avanzada y lesiones de furcación, W&H presenta ahora la nueva punta 3AP para scalers de aire (figura 1), un instrumento ideal para eliminar todo tipo incrustaciones duras o blandas de la superficie radicular, de forma rápida, eficaz y sin provocar ningún daño.

Punta diamantada 3AP
Fig. 1: Punta diamantada 3AP

Tanto la Dra. Claudia Springer como el médico jefe Dr. Christian Graetz trabajan en el departamento de periodoncia (cuyo director es el Prof. Dr. C. Dörfer) de la Clínica de Conservación de piezas dentales y Periodoncia en el campus de Kiel del Hospital Universitario de Schleswig-Holstein, y ellos son los principales investigadores que han participado en el desarrollo de la nueva punta diamantada de W&H. La investigación realizada en Kiel se concentró, entre otros, en la realización de numerosos ensayos para mejorar las técnicas de eliminación mecánica de biopelículas adheridas en la superficie radicular [1-18]. Asimismo, los resultados de los estudios más recientes confirmaron la necesidad de investigar la acción y los efectos secundarios de las técnicas mecánicas para la eliminación de sarro.


Como precursores del desarrollo de la nueva punta diamantada 3AP para eliminadores de sarro neumáticos, los dos odontólogos constataron que era necesario limitar el uso de las puntas diamantadas que se estaban comercializando hasta la fecha, sobre todo durante los tratamientos de furcaciones o en bolsas interradiculares estrechas. Además, esto debe llevarse a la práctica independientemente de si se trata de un procedimiento no quirúrgico (figura 2) o de un procedimiento quirúrgico (figura 3).

Desbridamiento cerrado de las furcaciones de las piezas 26 y 36
Fig. 2: Desbridamiento cerrado de las furcaciones de las piezas 26 y 36 con pérdida de adherencia
Fotos (figuras 2 -4): © Dr. Christian Graetz)
Desbridamiento abierto de las furcaciones de las piezas 16 y 17
Fig. 3: Desbridamiento abierto de las furcaciones de las piezas 16 y 17 con pérdida de adherencia avanzada

El objetivo principal consistía en desarrollar una punta de uso universal para no tener que perder tiempo al cambiar de punta de un tratamiento a otro. No obstante, también se pretendía que el uso de las nuevas puntas fuera más sencillo, tanto en bolsas periodontales estrechas desde el lado distal como en la entrada de furcaciones distales en los molares superiores, de manera que el tratamiento con instrumentos resultara más eficaz. Esto se consiguió aumentando el diámetro del arco del instrumento (figura 1), lo que representa una enorme ventaja durante el desbridamiento cerrado, sobre todo en el caso de piezas dentales con pérdida de adherencia avanzada y lesiones de furcación (figura 4).

Desbridamiento cerrado de la furcación de la pieza 16
Fig. 4: Desbridamiento cerrado de la furcación de la pieza 16 con pérdida de adherencia avanzada

Después de diversos estudios in vitro con las nuevas puntas con el diseño Slimline [15, 16, 19], los autores ya llevan varios meses utilizando esta punta diamantada 3AP para el tratamiento de sus pacientes. Tal como mostraron varios estudios del grupo de trabajo [11, 14, 16], la eliminación sistemática del sarro es sin duda una habilidad manual que requiere tiempo, destreza y motivación; sin embargo, no es ni mucho menos una de las intervenciones más complicadas de las consultas odontológicas. El objetivo consiste en eliminar los organismos acumulados en la biopelícula de la superficie dental expuesta, pero sin dañar las sustancia dental o, al menos, reduciendo dicho daño a un nivel tolerable para el mecanismo de defensa individual del paciente [20, 21]. De este modo, es preciso que surja una superficie radicular biológicamente aceptable prácticamente lisa que, después, fomentará la formación de una adherencia epitelial o incluso de tejido conectivo [20, 21].

Para este fin, los instrumentos manuales resultan tan adecuados como los eliminadores de sarro mecánicos. Originalmente, estos últimos se diseñaron para aumentar la eficacia en comparación con el uso de instrumentos manuales. Así, la energía cinética de la punta oscilante se utiliza para tratar las superficies radiculares. Aunque, en principio, la geometría de las puntas oscilantes es similar en los eliminadores de sarro sónicos y en los ultrasónicos, es posible distinguir ciertas diferencias debidas a los diversos mecanismos de accionamiento; así, precisamente en este punto, debido a su tipo de accionamiento y a una frecuencia de oscilación de hasta 6000 Hz, los eliminadores de sarro neumáticos presentan oscilaciones prácticamente redondas/elípticas de la punta de trabajo [22]. Esto permite distinguir una cierta ventaja frente a las puntas con oscilación básicamente lineal de un accionamiento piezoeléctrico [23] o respecto a la punta con oscilación oval/ovoide de los accionamientos magnetoestrictivos [24]. En concreto, en bolsas interradiculares estrechas, cuando se utilizan instrumentos para tratar furcaciones o en el caso de encías tensas en bolsas periodontales profundas, la oscilación prácticamente circular a baja frecuencia, pero más potente, de la punta de un eliminador de sarro neumático mejora la eficacia y ayuda a reducir la destrucción de las superficies radiculares [16]. Del mismo modo, gracias a los diferentes modelos de oscilación, se obtiene un área de trabajo de diferente tamaño que, por cierto, solo puede conseguirse cuando se ajusta el ángulo de orientación correcto para los dos grupos de insertos (figura 5).

Área de trabajo
Fig. 5: Ilustración de los diferentes usos cuando se ajusta el ángulo de orientación correcto de (a) un eliminador de sarro neumático y (b) un eliminador de sarro piezoeléctrico en las piezas 16 y 17. El área de trabajo surge a partir de los diferentes modelos de oscilación y, en el caso de los eliminadores de sarro piezoeléctricos con característica de oscilación lineal, es más pequeña que en el caso de los eliminadores de sarro neumáticos. Esto debe compensarse mediante una adaptación nueva y más frecuente a la superficie dental por parte del odontólogo, de manera que el tratamiento con el inserto resulte más eficaz pero, a pesar de ello, no dañe la sustancia ósea.

Tal como han mostrado los estudios realizados hasta ahora, precisamente los odontólogos menos experimentados tienen menos dificultades al utilizar instrumentos en el área retral de la cavidad oral [15, 16]. En una formación sistemática correspondiente con el instrumento en cuestión, un estudio reciente demostró que el trabajo con el eliminador de sarro Proxeo ya probado (W&H, Bürmoos, Austria) resultaba más eficaz como instrumento de eliminación de sarro manual o por ultrasonidos y, además, permitía ahorrar más tiempo [16]. Esto se ha corroborado también con las pruebas externas [25, 26]. Del mismo modo, el trabajo con los eliminadores de sarro mecánicos resulta más ergonómico para el usuario que el uso de instrumentos manuales, tanto en lo que respecta a la postura de trabajo como en lo que se refiere a la carga que sufren las articulaciones de las manos, los codos y los hombros (los autores aún no han publicado los resultados de los estudios).

En la práctica, parece que la selección del instrumento no depende tanto de la eficacia, que es igualmente alta, sino más bien de la accesibilidad de las superficies radiculares expuestas, así como del odontólogo encargado del tratamiento, de sus preferencias y de la estructura de su consulta. Con todo, tampoco se deben pasar por alto las desventajas específicas, como son la formación inevitable de aerosoles [15] o el malestar que perciben los pacientes cuando se utilizan refrigerantes y aspiradores o cuando el instrumento mecánico genera un ruido desagradable [27]. Esto puede afectar directamente a la comodidad del paciente y, con ello, poner en peligro el éxito a largo plazo del tratamiento de periodoncia ya que puede que el paciente no colabore como debería.

Gracias a la amplia gama de instrumentos existentes para el tratamiento de la periodontitis, los odontólogos tienen la posibilidad de cambiar entre los instrumentos citados e incluso combinar entre sí los diversos procedimientos.

Bibliografía

  1. Kahl M, Haase E, Kocher T and Ruhling A (2007) Clinical effects after subgingival polishing with a non-aggressive ultrasonic device in initial therapy. J Clin Periodontol 34:318-24.
  2. Kocher T (1994) Wurzeloberflächenbearbeitung bei der Parodontalbehandlung. Methoden, Hilfsmittel sowie Ergebnisse. In: Ketterl W (ed) Deutscher Zahnärztekalender. Hanser, München
  3. Kocher T, Fanghanel J, Schwahn C and Ruhling A (2005) A new ultrasonic device in maintenance therapy: perception of pain and clinical efficacy. J Clin Periodontol 32:425-9.
  4. Kocher T, Gutsche C and Plagmann HC (1998) Instrumentation of furcation with modified sonic scaler inserts: study on manikins, part I. J Clin Periodontol 25:388-93.
  5. Kocher T, König J, Hansen P and Rühling A (2001) Subgingival polishing compared to scaling with steel curettes: a clinical pilot study. J Clin Periodontol 28:194-9.
  6. Kocher T, Langenbeck M, Ruhling A and Plagmann HC (2000) Subgingival polishing with a teflon-coated sonic scaler insert in comparison to conventional instruments as assessed on extracted teeth. (I) Residual deposits. J Clin Periodontol 27:243-9.
  7. Kocher T and Plagmann HC (1999) Root debridement of molars with furcation involvement using diamond-coated sonic scaler inserts during flap surgery -- a pilot study. J Clin Periodontol 26:525-30.
  8. Kocher T, Ruhling A, Herweg M and Plagman HC (1996) Proof of efficacy of different modified sonic scaler inserts used for debridement in furcations--a dummy head trial. J Clin Periodontol 23:662-9.
  9. Kocher T, Ruhling A, Momsen H and Plagmann HC (1997) Effectiveness of subgingival instrumentation with power-driven instruments in the hands of experienced and inexperienced operators. A study on manikins. J Clin Periodontol 24:498-504.
  10. Kocher T, Tersic-Orth B and Plagmann HC (1998) Instrumentation of furcation with modified sonic scaler inserts: a study on manikins (II). J Clin Periodontol 25:451-6.
  11. König J, Ruhling A, Schlemme H, Kocher T, Schwahn C and Plagmann HC (2002) Learning root debridement with curettes and power-driven instruments in vitro: the role of operator motivation and self-assessment. Eur J Dent Educ 6:169-75.
  12. Ruhling A, Bernhardt O and Kocher T (2005) Subgingival debridement with a teflon-coated sonic scaler insert in comparison to conventional instruments and assessment of substance removal on extracted teeth. Quintessence Int 36:446-52.
  13. Rühling A, König J, Rolf H, Kocher T, Schwahn C and Plagmann HC (2003) Learning root debridement with curettes and power-driven instruments. Part II: Clinical results following mechanical, nonsurgical therapy. J Clin Periodontol 30:611-5.
  14. Rühling A, Schlemme H, Konig J, Kocher T, Schwahn C and Plagmann HC (2002) Learning root debridement with curettes and power-driven instruments. Part I: a training program to increase effectivity. J Clin Periodontol 29:622-9.
  15. Graetz C, Plaumann A, Bielfeldt J, Tillner A, Salzer S and Dorfer CE (2015) Efficacy versus health risks: An in vitro evaluation of power-driven scalers. J Indian Soc Periodontol 19:18-24.
  16. Graetz C, Schwendicke F, Plaumann A, Rauschenbach S, Springer C, Kahl M, Sälzer S and Dörfer CE (2015) Subgingival instrumentation to remove simulated plaque in vitro: influence of operators' experience and type of instrument. Clin Oral Investig 19, 987-995.
  17. Graetz C, Plaumann A, Bielfeldt J, Sälzer S and Dörfer CE (2014) Bearbeitung von Wurzeloberflächen: Küretten und maschinelle Scaler im Fokus. ZMK 30:746-751.
  18. Graetz C, Bielfeldt J, Tillner A, Plaumann A and Dörfer C (2014) Spatter contamination in dental practices – how can it be prevented? Rev Med Chir Soc Med Nat, Iaşi 118:1122-1134.
  19. Plaumann A, Rauschenbach S, Bielfeldt J, Springer C, Kahl M, Fawzy El-Sayed K, Dörfer CE and Graetz C (2014) Effectiveness of Biofilm Removal - Influence of Experience. IADR Program Book Abstr No 1313.
  20. Slots J (1979) Subgingival microflora and periodontal disease. J Clin Periodontol 6:351-82.
  21. Khosravi M, Bahrami ZS, Atabaki MS, Shokrgozar MA and Shokri F (2004) Comparative effectiveness of hand and ultrasonic instrumentations in root surface planing in vitro. J Clin Periodontol 31:160-5.
  22. Flemmig TF, Petersilka GJ, Mehl A, Rudiger S, Hickel R and Klaiber B (1997) Working parameters of a sonic scaler influencing root substance removal in vitro. Clin Oral Investig 1:55-60.
  23. Flemmig TF, Petersilka GJ, Mehl A, Hickel R and Klaiber B (1998) The effect of working parameters on root substance removal using a piezoelectric ultrasonic scaler in vitro. J Clin Periodontol 25:158-63.
  24. Flemmig TF, Petersilka GJ, Mehl A, Hickel R and Klaiber B (1998) Working parameters of a magnetostrictive ultrasonic scaler influencing root substance removal in vitro. J Periodontol 69:547-53.
  25. Walmsley AD, Lea SC, Landini G and Moses AJ (2008) Advances in power driven pocket/root instrumentation. J Clin Periodontol 35:22-8.
  26. Tunkel J, Heinecke A and Flemmig TF (2002) A systematic review of efficacy of machine-driven and manual subgingival debridement in the treatment of chronic periodontitis. J Clin Periodontol 29 Suppl 3:72-81; discussion 90-1.
  27. Muhney KA and Dechow PC (2010) Patients' perception of pain during ultrasonic debridement: a comparison between piezoelectric and magnetostrictive scalers. J Dent Hyg 84:185-9.

Autores:

Médico jefe Dr. Christian Graetz y Dra. Claudia Springer
Clínica de Conservación de piezas dentales y Periodoncia
Hospital Universitario de Schleswig-Holstein, Campus de Kiel

Ya te ha gustado este artículo
Gustar este artículo

comentarios