Actualidad

Aerosol: Realidad o Ficción

¿Cuál es la forma correcta de tratar con aerosoles y bacterias?
Esa es la pregunta clave cuando se trata de seguridad en la práctica dental.
Pero, ¿qué es una Realidad y qué es una Ficción? Nuestra Product Manager Judith Berg nos proporciona algunas respuestas.

¿Qué es el aerosol?

  • El aerosol es una mezcla de partículas gaseosas, líquidas y sólidas.
  • El aerosol consiste en unas pequeñas partículas llamadas núcleos goticulares (1-5 μm) o gotículas (5-50 μm) (1).
  • Los aerosoles pueden permanecer en el aire hasta 30 minutos después del tratamiento y se pueden dispersar varios metros durante el tratamiento (1).
  • Encontrará la mayor parte de la contaminación en un radio de entre 0,3 m y 1,5 m del área de tratamiento (2).

¿Cómo se crea el aerosol?

Físicamente, la mayoría de aerosoles que se encuentran en la clínica dental se crean mediante atomización.

Existen dos fuentes de aerosoles contaminados:

Piezas de mano o equipos rotatorios y oscilantes (3,4)
Se atomiza suministrando energía mediante piezas de mano rotatorias u oscilantes a los líquidos (saliva, spray o refrigerantes) = aerosoles.
Sin embargo, se puede evitar la contaminación de este aerosol gracias al procesamiento adecuado del equipo y a la descontaminación del suministro de refrigerante y de los conductos de agua.

Paciente (1,2)
El aerosol rebota después de haber entrado en contacto con los dientes o el tejido blando de la cavidad oral. El aerosol contiene microbios, saliva y, posiblemente, sangre (6) del paciente.
En este caso, la carga bacteriana y viral que el paciente tiene en la boca se dispersa y distribuye a todos los lugares donde llega al aerosol.

¿Qué puedo hacer para reducir la carga bacteriana del paciente?

En algunos estudios recientes realizados en China con relación al SARS-CoV2, se ha demostrado la eficacia en la clínica dental cuando se han realizado enjuagues bucales antes de la intervención: tanto la solución de PVP-I al 0,2 % como la solución de H2O2 (peróxido de hidrógeno) al 1 % reducen considerablemente o matan los microbios, incluido el SARS-CoV2. Existen muchos estudios que han demostrado la eficacia de la PVP-I (povidona yodada) a la hora de reducir los microbios (7). En este estudio, se demostró que la CHX a una concentración del 0,2 % era menos eficaz.

Por lo tanto, se demostró en términos clínicos que el enjuague bucal anterior a la intervención con PVP-I o H2O2 es una manera eficaz de reducir la carga bacteriana y la contaminación vírica del aerosol (8). Asimismo, reduce el impacto negativo de que «el aerosol sea inevitable durante los tratamientos odontológicos». Por supuesto, no se deben olvidar las medidas de seguridad de protección personal generales necesarias y recomendadas.

¿Cómo puedo proteger a mis trabajadores y a mis pacientes del aerosol?

Confíe en una estrategia que tenga un enfoque múltiple. Siga las recomendaciones para proteger a los trabajadores y a los pacientes de la clínica dental, puesto que una manipulación profesional del aerosol reduce el riesgo al mínimo nivel posible. Respete las recomendaciones nacionales.

Control de prevención de infecciones en odontología:

  • Desinfección de superficies, procesamiento del equipo odontológico (9,10)
  • EPI (equipo de protección individual): mascarillas, gafas, guantes, ropa, vacunación
  • Eficacia del enjuague bucal
  • Dique de goma
  • Equipo con capacidad antirretroceso
  • Succión de alto volumen
  • Descontaminación de los conductos de agua de la unidad odontológica

Bibliografía:
(1) Veena, H. R., et al. (2015). "Dissemination of aerosol and splatter during ultrasonic scaling: a pilot study." J Infect Public Health 8(3): 260-265.
(2) Bennett, A. M., et al. (2000). "Microbial aerosols in general dental practice." Br Dent J 189(12): 664-667.
(3 )Graetz, C., et al. (2014). "Spatter contamination in dental practices--how can it be prevented?" Rev Med Chir Soc Med Nat Iasi 118(4): 1122-1134.
(4) Toroglu, M. S., et al. (2001). "Evaluation of aerosol contamination during debonding procedures." Angle Orthod 71(4): 299-306.
(5) Reitemeier B, Jatzwauk L, Jesinghaus S, Reitemeier C, Neumann K. Effektive Reduktion des Spraynebel-Rückpralls - Möglichkeiten und Grenzen. ZMK 2010:662-673.
(6) Shihama, K., et al. (2009). "Evidence of aerosolised floating blood mist during oral surgery." J Hosp Infect 71(4): 359-364
(7) Peng, X., et al. (2020). "Transmission routes of 2019-nCoV and controls in dental practice." Int J Oral Sci 12(1): 9.
(8) Eggers M, Koburger-Janssen T, Eickmann M, Zorn J. In Vitro Bactericidal and Virucidal Efficacy of Povidone-Iodine Gargle/Mouthwash Against Respiratory and Oral Tract Pathogens. Infect Dis Ther. 2018;7(2):249‐259.
(9) Bracher, L., et al. (2019). "Surface microbial contamination in a dental department. A 10-year retrospective analysis." Swiss Dent J 129(1): 14-21.
(10) Zemouri, C., et al. (2017). "A scoping review on bio-aerosols in healthcare and the dental environment." PLoS One 12(5): e0178007.

Ya le ha gustado este artículo
Me gusta este artículo

comentarios