Informes & Estudios

La piezocirugía es el método de referencia

El Dr. Stavros Pelekanos (Atenas) ve un cambio de paradigma en la cirugía odontológica
El Dr. Stavros Pelekanos (Atenas) ve un cambio de paradigma en la cirugía odontológica.

¿Por qué utiliza un equipo piezoquirúrgico?

Pelekanos: La ventaja esencial de la técnica piezoquirúrgica consiste en que los tejidos blandos quedan intactos. Gracias a esto, el hueso se retira sin provocar apenas daños, por lo que los pacientes sufren menos inflamaciones después de la intervención y, en consecuencia, la herida cicatriza con mayor rapidez [1,2].

¿Podría citar cifras?

Pelekanos: Por ejemplo, el riesgo de que se produzca un daño en la membrana de Schneider al realizar una elevación externa del seno maxilar disminuye del 30 % en el caso de los instrumentos rotativos al 7 % en el caso del equipo piezoeléctrico [3]. Del mismo modo, gracias a su suave funcionamiento, los pacientes apenas experimentan molestias. En los cursos de formación los colegas más jóvenes son los que más interés muestran por la piezocirugía, y por eso veo aquí un verdadero cambio de paradigma.

¿Pero esta cirugía "suave" no da lugar a una eficacia menor?

Pelekanos: Los pacientes desean que las operaciones duren poco tiempo. Cuando operé por primera vez utilizando la técnica de la piezocirugía, hace ya unos diez años, me sentí decepcionado con su eficacia. Sin embargo, los nuevos equipos, como el Piezomed, presentan la misma potencia que los instrumentos rotatorios. A esto hay que añadir que las microvibraciones permiten realizar un trabajo mucho más preciso que con el accionamiento rotatorio, que actúa de forma directa. Además, gracias al efecto de cavitación, se producen menos sangrados en el campo quirúrgico, lo que mejora la visión global de esta área y ahorra tiempo adicional.

Su técnica preferida es la elevación externa del seno maxilar. Explíquenos cuál es el procedimiento que sigue en este caso.

Pelekanos: En mi opinión, el aumento externo de la base del seno maxilar es una de las indicaciones por excelencia de la piezocirugía. Los daños en la membrana de Schneider son, en este caso, la complicación más frecuente [4]; así que ¿por qué iba a someter a mis pacientes a un riesgo innecesario? Después de la preparación de un colgajo mucoperióstico, defino la ventana ósea con una sierra (B1 o B6/B7). Estos insertos presentan un dentado muy preciso y, por lo tanto, en caso necesario pueden utilizarse a una menor velocidad que los insertos con menos dientes. A continuación, utilizo un inserto diamantado para seno (S1) hasta que se vislumbra la membrana transparente en color azulado. Y, si se quiere trabajar sobre seguro, lo mejor es redondear los bordes de la tapa ósea con el diamante esférico piezoeléctrico S2.

elevación externa del seno maxilar
Texto de la imagen: A la hora de realizar la elevación externa del seno maxilar, la ventana ósea puede definirse de forma muy exacta con una sierra piezoeléctrica (B1) que, gracias a su fino dentado, reduce al mínimo la pérdida ósea.
elevación externa del seno maxilar
Text de la imagen: Tras elevar la tapa ósea, el hueso que queda se retira de forma delicada. En el instrumento de pie de elefante (S3) una película refrigerante que sale de tres aberturas de espray protege la membrana de Schneider (fotos: Dr. Stavros Pelekanos).

¿No se consiguen cortes más precisos con las sierras rotativas? ¿Por qué continúa con el diamante redondo?

Pelekanos: La microsierras no me permiten controlar si he ocasionado algún daño en la membrana. Frente a esto, el delicado redondeado que se consigue de la tapa ósea con el S2 evita que se produzcan perforaciones por la acción de los bordes afilados. De todos modos, los cirujanos experimentados pueden prescindir de este paso en algunas ocasiones. Los siguientes pasos son la elevación cuidadosa de la tapa ósea y, a continuación, el posterior alisado del hueso que se consigue utilizando el inserto “pie de elefante” (S3).

¿No retira la tapa ósea por completo con el pie de elefante?

Pelekanos: No, prefiero reutilizar el hueso molido como material para el proceso de aumento. Además, la retirada erosiva dura demasiado tiempo. Por esta misma razón, me gusta desprender la membrana con una cureta Kramer (SKRA 36, Hu-Friedy). Después, es imprescindible continuar el trabajo con unas precauciones extremas, ya que, en función del paciente, la membrana puede rasgarse con suma facilidad. Aquí también resultan ideales los insertos piezoeléctricos (primero S3 y luego S4 o S5).

¿Qué importancia tiene la detección automática de los insertos?

Pelekanos: Esta es una técnica patentada por W&H que es única en el ámbito de la piezocirugía. El equipo detecta los insertos y se ajusta automáticamente a la potencia óptima, lo que no solo resulta cómodo, sino que también ahorra tiempo y, sobre todo, beneficia al paciente y a los insertos.

Su clínica está especializada en reconstrucciones e implantología. ¿En qué indicaciones utiliza su equipo Piezomed?

Pelekanos: En la parte delantera del maxilar superior las piezas dentales deben extraerse con enorme cuidado, pues las tablas óseas bucales son muy delgadas. En estos casos, solemos elegir los insertos EX1 y EX2. Además, en mi clínica también realizo extracciones óseas de la línea oblicua del maxilar inferior, así como prolongaciones de coronas para prótesis. En este punto, el cincel afilado B4 o el diamante esférico S2 resultan adecuados, por ejemplo, para un acortamiento cuidadoso del limbo alveolar. Además, también existen insertos eficaces con la angulación ideal para el desbridamiento periodontal.

Así pues, los equipos piezoquirúrgicos no solo están concebidos para los cirujanos orales,
¿no es así?

Pelekanos: Los odontólogos generales que realizan algún tipo de intervención quirúrgica podrán sacar un enorme partido del equipo Piezomed. Independientemente de si se utiliza en los campos de prótesis, periodontología, endodoncia o en cirugía mayor o menor, la piezocirugía presenta una enorme versatilidad. Lo más importante es, sin embargo, su funcionamiento suave y, al mismo tiempo, eficaz. Los pacientes perciben la diferencia y acuden de nuevo a esa consulta.

¡Muchas gracias por la charla!

Dr. Stavros Pelekanos
Universidad de Atenas, Grecia

Dr. Stavros Pelekanos

Literatur:

  1. Wallace SS, et al. The journal of evidence-based dental practice 2012;12:161-171.
  2. Delilbasi C, Gurler G. Implant Dent 2013;22:662-665.
  3. Wallace SS, et al. Int J Periodontics Restorative Dent 2007;27:413-419.
  4. Schwartz-Arad D, et al. J Periodontol 2004;75:511-516.
Ya te ha gustado este artículo
Gustar este artículo

comentarios